Deseo del alba

Deseo del alba

Portada libro de Andrés Haedo "Deseo del alba"

Portada libro de Andrés Haedo

Por Alejo González Prandi

Así me gusta llamarlo: el libro de la alegría. Si hay algo en Deseo del alba (Ediciones Último Reino, 2008), es celebración, festejo de lo cotidiano como lo sublime. El autor -Andrés Haedo- reúne los elementos de su poética en un círculo de danza intimista, oxigenada, aprovechando como Sorolla y Bastida la máxima capacidad de luz.

El mayor logro de este libro es la fidelidad consigo mismo. No es un libro de la “varguardia”. No se inscribe en las filas de la “poesía actual”. Los celosos guardianes de la contemporaneidad nunca le abrirían el paso. Pero Haedo posee varios méritos que en estos días escasean: tiene algo para decir; no se deja llevar por la corriente; sabe que su reino no es de este mundo. O de este tiempo.

Deseo del alba está dividido en cuatro cantos. En el primero habitan los seres de su más cercana intimidad: un niño que ríe y se hace canción; una muchacha que canta en la cocina; dos ángeles y un misterio. El siguiente canto ahonda en la poética más religiosa y filosófica, donde los ríos que no mueren se mezclan con la piedra de los altares, la caverna final de la bestia y el testamento del abrazo y la imperfección. En la tercer parte, la luz deja lugar a la emoción elegíaca, al consuelo y las sombras: el tiempo no podrá borrar este dolor de gaviotas.

El canto último da cuenta del proceso artístico y espiritual a partir del propio deseo. El poeta se revela ante el mundo dando una clave de su maduración: se acepta a sí mismo y permite que la mirada se extienda a otras latitudes. El aire nuevo da lugar a nuevas formas. Aquí el paisaje de los versos esboza el inicio de otros territorios. Haedo da señales antes del último descanso para seguir viaje, tan incierto como todos, aunque auténtico y frontal.

Librerías donde se puede adquirir:

Bubok y Linkara

Por Lucía Llanos

Bubok, editorial especializada en la publicación digital y Linkara, guía de ocio en casa dedicada al intercambio de opiniones acerca de música, cine y literatura, han anunciado un acuerdo de colaboración con el objetivo de crear una alianza que permita a cualquier autor que publique en Bubok que sus obras sean incluidas en el catálogo de Libros de Linkara, para que los 600.000 usuarios de la red puedan comentar y valorar dichas obras. Bubok, tiene actualmente publicados más de 4.000 títulos que podrán sumarse a las más de 250.000 referencias literarias de Linkara.

A través de esta alianza, desde hoy mismo los autores que pertenezcan a ambas plataformas obtendrán un doble beneficio. Por un lado, en su perfil de Linkara aparecerán todas las obras que tienen publicadas en Bubok, con un link directo para la compra de su libro. Por otro lado, en su página de usuario en Bubok se indicará que es miembro de Linkara, con un link directo al perfil dentro de la red para acceder a los comentarios y observaciones que se hayan hecho de su libro.

Bubok además de un servicio de autopublicación, pretende ser una vía para que los autores puedan promocionar sus obras. La firma de este acuerdo está en línea con esta política, que comenzó con el acuerdo con Búsqueda de Libros de Google y ConoceralAutor hace unos meses.

Este acuerdo supone para ambas partes una apuesta clara por la difusión literaria en nuestro país, dando la oportunidad de darse a conocer a muchos nuevos autores

Deseo del alba

Juan Marsé, Premio Cervantes 2008

Juan Marsé (tomada de elpais.com)

Juan Marsé (tomada de elpais.com)

Nombre: Juan Marsé Carbó

Nació en: Barcelona 01-01-1933

Novelista, periodista y guionista de cine. Además de dedicarse al oficio de joyero y de trabajar durante algún tiempo en la revista barcelonesa de cine «Arcinema», inició su carrera literaria en 1958 con unos relatos que aparecerían en las revistas «Insula» y «El Ciervo». En 1959 obtuvo su primer premio literario, el Sésamo de cuentos por su relato «Nada para morir» y dos años más tarde publicó su primera novela «Encerrados con un solo juguete». También en 1959 se instaló en París, ciudad en la que residiría hasta 1962 y en la que desempeñó variadas actividades, incluidas las de traductor y la de profesor de español. A su regreso a Barcelona colaboró con el mundo publicitario y con el de la empresa editorial y también con el de la cinematografía, como guionista. Como periodista, además de su etapa en la revista «Arcinema», ha sido redactor jefe de la revista «Bocaccio» y colaborador de la revista «Por favor», en la que llegó a ocupar el puesto de jefe de redacción. Asimismo, durante los años 1988-89, publicó quincenalmente un serial en el diario El País bajo el título «Aventuras del capitán Blay».Su obra ha sido traducida a diversos idiomas (polaco, inglés,francés,alemán, rumano, húngaro…) y varias de sus novelas han sido adaptadas al cine y al teatro, como «Ãšltimas tardes con Teresa», «Si te dicen que caí», «La muchacha de las bragas del oro» y «El amante bilingüe», entre otras. (más…)

Deseo del alba

Los poetas

maquina de escribir

maquina de escribir

por Sandra Russo (publicado en Página12)

Hay que cuidar la idea de la batalla cultural para que no se convierta en un lugar común, en un entremés del habla pública, en una zona habilitada para vehículos todoterreno. Hay que cuidarla del lugar común porque los lugares comunes, en el lenguaje, diariamente llevan a cabo su paradoja: cuanto más comunes y frecuentadas son algunas expresiones, menos se cree en ellas; dejan de ser palabras dichas por personas, para convertirse en implantes siliconados del discurso.

Dicho esto, me pregunto: ¿qué tan importante es para nosotros la poesía? Me lo pregunto no internándome en un altillo a leer a Pessoa o Ungaretti sino saliendo a la calle. Me lo pregunto, por ejemplo, en un patio de comidas de un shopping. ¿Qué tan importante es para nosotros la poesía? O en una sala de espera de dentista, o en la peluquería. Hace unos años hubo un cambio de tendencia, y en las peluquerías clase A hay revistas de actualidad, pero también de diseño y arquitectura. Todas las mujeres leemos, en la peluquería, las de actualidad; nunca vi a nadie leer las otras. En los consultorios médicos, en cambio, lo que hay son revistas dominicales de diarios, y revistas de actualidad muy viejas: uno allí lee cómo se enamoraban los ídolos que ya se separaron. ¿Qué tan importante es para nosotros la poesía, visto y considerando que a pesar de cómo seamos y qué pensemos y dónde vivamos y a quién votemos la poesía sigue siendo la palabra que usamos en el racimo de momentos inenarrables que a cada uno nos toca? ¿Es absurdo, por ejemplo, exhortar a los peluqueros y a los médicos a que ofrezcan para esas esperas libros de poesía? ¿No estaría bueno convertir esa espera en la oportunidad de un hallazgo? (más…)

Deseo del alba

Revista literaria

Navegando por la red me topé con la revista likteraria alexlootz. Estuve ojeandola y me gustó bastante lo que vi.
Además de estar las revistas en pdf para descargar, está el enlace a cada artículo de cada número.

Como curiosidad, llegué a esta revista buscando una imágen de un dibujo de Carlitos Terribili, el gran pintor y dibujante argentino. Casualmente, en el número 06 de enero del 2007, la portada es un dibujo de Carlos, hace poco nombrado ciudadano ilustre de la ciudad de Buenos Aires.

Carlos Terribili, un mural homenaje a Tuñon y Pugliese

Carlos Terribili, un mural homenaje a Tuñon y Pugliese

Festival de la palabra

El Festival de la Palabra, concebido como un espacio para la reflexión y el debate y para la promoción del buen uso del español, pretende acercar la literatura a la sociedad y difundir asimismo la obra de los autores que han sido premiados con el Premio Cervantes, el más importante galardón literario español. Organizado por el Vicerrectorado de Relaciones Internacionales y Extensión Universitaria de la citada Universidad, el Festival de la Palabra cuenta con el patrocinio de Banco Santander, a través de su División Global Santander Universidades, y con la colaboración de la Fundación Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, institución que siempre ha prestado especial atención al Premio Cervantes, como muestran sus espacios dedicados a Rafael Alberti, Antonio Buero Vallejo, Dulce María Loynaz, José Hierro, Jorge Edwards, Gonzalo Rojas y Antonio Gamoneda.

(más…)