Quisiste urbanizarte y en el tren hasta avellaneda te afanaron hasta el acentito de pueblo / la siesta / los huevos frescos de la mañana / el gallo ronco / a vos / que le cantabas a la luna porque alumbraba nomás / y ahora es enero / la calle añaretá hirviendo / mareas de marquesinas apagadas / panfletos miserables / derrotas que vienen a brotar como crecida de las alcantarillas que arrastran / ansiedades de café por mesas bares /  suicidios de segundas veces  / cuentos de tíos que deshonran los arbolitos genealógicos y las lenguas patrias / homicidios culposos / trompeta y bocina /

Pero buenos aires / no te sacó la dulzura ni la pausa de tantear la fruta para ver si esta madura y fresca / antes de juntarlas con las otras a menearse en la balanza / esa delicadeza litoraleña de tratar las naranjas cómo si fueran grandas sin pistillo