SANTIAGO.-
EFE.-

El poeta argentino Juan Gelman fue galardonado hoy con el Premio Iberoamericano de Poesía “Pablo Neruda”, que se instauró el año pasado en el marco del centenario del Premio Nobel chileno y que entrega el Gobierno de Chile.

Juan Gelman - Foto El Mercurio

El anuncio fue hecho por el ministro de Cultura, José Weinstein, durante una ceremonia en la Casa Museo La Chascona, la morada de Neruda en Santiago.

Gelman obtuvo el galardón por decisión unánime del jurado, que presidió el ministro Weinstein e integraron los escritores José Miguel Oviedo, de Perú; Mempo Giardinelli, de Argentina y Hernán Loyola, de Chile.

“El gran vínculo de su obra con la cultura popular y el carácter original, riguroso y conciso de su creación”, fueron las razones fundamentales que argumentó el jurado para otorgar el premio al autor de obras como “Bajo la Lluvia Ajena” y “Anunciaciones”.

El premio, dotado de 30.000 dólares junto a una medalla y un diploma, le será entregado a Gelman el próximo 12 de julio, cuando se cumplirán 101 años del nacimiento, en la sureña localidad de Parral, de Neftalí Reyes Basoalto (1904-1973), conocido posteriormente como el poeta Pablo Neruda, ganador del Premio Nobel de Literatura en 1971.

El galardón, que se entrega cada año, busca según sus bases distinguir la trayectoria de un autor cuya obra se considera un aporte notable al diálogo cultural y artístico de la región.

En su primera versión, recayó en el escritor mexicano José Emilio Pacheco.

Gelman, que fue notificado telefónicamente por el ministro chileno de Cultura de la obtención del galardón, manifestó su sorpresa y agradecimiento por el reconocimiento y expresó su admiración por la obra de Neruda.

Considerado por muchos como unos de los más grandes poetas contemporáneos, la obra de Gelman delata una ambiciosa búsqueda de un lenguaje trascendente que viaja desde el intimismo y del realismo crítico al compromiso social y político, destacó el jurado.

El poeta argentino, que nació en Buenos Aires hace 75 años y cuya obra ha sido traducida a más de diez idiomas, recibió en 1997 el Premio Nacional de Poesía en su país y en el 2000 el Premio Juan Rulfo.

Gelman, que reside actualmente en México, fue obligado a un exilio de 12 años por la represión política ejercida por la dictadura argentina (1976-83), que además le arrancó un hijo y a su nuera, embarazada, quienes pasaron a formar parte de los miles de detenidos desaparecidos.

Entre su obra poética destacan “Violín y otras cuestiones” (1956), “El juego en que andamos” (1959), “Cólera Buey” (1965, reeditado en 1994), “Relaciones” (1973), “Bajo la lluvia ajena” (1980), “Hacia el Sur” (1982), “Dibaxu” (1983 y reeditado en 1994) e “Interrupciones” (1988).