La alegría me embarga y se cierne sobre mí y dibuja inconstantes y nebulosas
Agujeros negros, otoñales presagios,
maravillosas vistas a un cosmos que estreno hoy.
Como un manto agradecido a la voluntad que puse en cada empeño
mi querido fracaso
mis molinos de viento
mis inolvidables derrotas
mis lagrimas insospechadas…
Hoy siento la fuerza de un espíritu vivo y con alas audaces
Encajando los golpes de las rutinas
De los acontecimientos
Y vibro en el paisaje
Como un instrumento de cuerda afinado
Esperando el impulso de la ola para atrapar el momento.
Es mío me lo he ganado
Testimonialmente existiendo
Los negadores no me han barrido
Los aulladores no me asustan lo mas mínimo
La alegría me embarga
No soy un juguete nuevo.