Juan Gelman presentó su disco de poesía «Ruiseñores de nuevo» en México, junto al músico César Stroscio. «Este disco lo hicimos en una cocina en París en 1988, en la casa de un amigo, y lo presentamos por primera vez en México», dijo Gelman, quien desde hace varios años vive en la capital mexicana. «Ruiseñores de nuevo», de la Colección La Palabra, es un canto al amor, a la niñez, a la rebeldía y a la revolución, pero sobre todo a la poesía que brota de noche frente a una vieja máquina de escribir Olivetti.

JUAN GELMAN y CeSAR STROSCIO

Como un homenaje a los «que caen por la vida», el disco «es un diálogo entre la poesía de Juan y la música que yo hago, entre las sensibilidades, las intuiciones y los gustos comunes», comentó el bandoneonista Stroscio, autor de los arreglos. «La poesía de Gelman tiene su propia musicalidad y en ese sentido un poeta también es un músico», dijo Stroscio, originario de Tucumán, al hablar de la compatibilidad entre los dos géneros y la experiencia de compartir ritmos interiores. El disco «Ruiseñores de nuevo» fue grabado en la casa de Jean Cohen Solal en París, en el verano de 1988. Incluye, entre otros temas, «Mujeres», «Cerezas» y «Otras partes». Los textos y la voz son de Gelman, con arreglos de Stroscio.

ruiseñores de nuevo