Como una esperanza

 

A veces mutamos nuestros cuerpos
infelices en busca de ese abrazo sencillo
queriendo ser un alma,
y la lejanía se burla como un centímetro infinito
del calor de las estrellas olvidadas.
Nace el viento -nacía-
nació anoche empujando nuestros torsos al desnudo,
haciéndolos latido
con el sudor y el aliento en nube de tormenta.
A veces, feliz,
canta el amor como el pasar
la página de un poemario que quiso ser en aire melodía.
Anhelo todo lo que será
entre nosotros,
más allá de la ribera del tiempo
fracasado casi,
en arcano emblema convertido.
A veces,
tantas veces sumido en el tormento,
quiero ser el destino de tus besos
blancos, que se engarcen en mí,
que me rediman
de ese tiempo tal vez indefinido.

 

Dejadme que nazca

 

Y el mar nació así
como entraña de sangre o río
manándome,
como marea azul
que no estaba ahogada,
solo sorda,
soledad anegada del mundo todo,
callada angustia
de la tierra inmortal de mi mirada.

 

***

José Ramón Casanova González (Vigo, 1963) ha dedicado toda su vida profesional al mundo empresarial en consonancia con sus estudios de Ciencias Económicas.

Ha participado en diversas actividades culturales de ámbito regional y ha formado parte de la dirección de asociaciones culturales locales, así como en la edición de revistas de la misma índole, donde además de la introducción de algunas de sus propias creaciones en prosa y verso, ha ejercido una labor de colaboración en la selección y corrección de textos y coordinación de talleres en el área literaria

Más versos e información en su web: http://clubdepoesia.com/joseramoncasanova/

A %d blogueros les gusta esto: